¿BUSCAS ALGO EN PARTICULAR?

Ingresa las palabras claves de lo que necesitas

Preparados y fertilizantes orgánicos

7 recetas de fertilizantes caseros para tus plantas

Te dejo siete recetas de fertilizantes caseros para que pruebes. Están hechos de ingredientes que probablemente ya tenga a mano, incluyendo algunas cosas que probablemente tengas la costumbre de tirar #Huerto #huertourbano #jardin #jardineria #cultivar Gracias por compartir esta imagen en Pinterest Guardar

Te dejo siete recetas de fertilizantes caseros para que pruebes. Están hechos de ingredientes que probablemente ya tenga a mano, incluyendo algunas cosas que probablemente tengas la costumbre de tirar

Sales Epsom

Para qué sirve?

  • Plantas de Interior
  • Hortalizas
  • Rosales

Que necesitas:

  • 1 cucharada de Sal Epsom
  • 4 litros de agua
  • Una regadera

Que haces:

  1. Disuelve la Sal Epsom en agua.
  2. Usa la solución para regar tus plantas.
  3. Repite una vez al mes para mantener la eficacia.

Por qué esto funciona:

La Sal Epsom se compone de magnesio y sulfato, ambos nutrientes vitales para las plantas. Prueba este fertilizante en: plantas de interior, rosas, pimientos, tomates y papas.

Fertilizante de café molido 

Para qué sirve

  • Aporte de potasio. Fructificación

Que necesitas:

  • Café molido usado
  • Una bandeja de galletas
  • Periódico

Que haces:

  1. Cubre una bandeja para hornear galletas con periódico.
  2. Luego, extiende el café usado en la hoja de papel y deja que se seque por completo.
  3. Espolvorea el café alrededor de tus plantas mensualmente.

Por qué funciona:

El café molido es rico en nitrógeno, magnesio y potasio, todos nutrientes importantes para las plantas. También son naturalmente ácidos, por lo que pueden ayudarte a aumentar levemente la acidez del suelo.

Fertilizante De Cáscara De Huevo 

Para qué sirve?

  • Aporte natural de calcio

Que necesitas:

  • Cáscaras de huevo
  • Una licuadora, un molinillo o un mortero

Que haces:

  1. Guarda las cáscaras de los huevos y deja que se sequen al aire o en el horno.
  2. Luego, coloca las cascaras secas en una licuadora y pulsa hasta que formen un polvo fino.
  3. Espolvorea las cáscaras alrededor de las plantas en tu jardín.
  4. Aplica cada 6 meses

Por qué esto funciona:

Las cáscaras de huevos están compuestas casi completamente de carbonato de calcio, cuando la cascara se descompone en el suelo, libera este calcio que es asimilado por las plantas.

Fertilizante de vinagre 

Para qué sirve

  • Acidificantes del suelo

Que necesitas:

  • 1 cucharada de vinagre blanco
  • 5 litros de agua
  • Una regadera

Que haces:

  1. Combinar el vinagre blanco y el agua.
  2. Usa la solución para regar tus plantas.
  3. Repite cada tres meses.

Por qué esto funciona:

El ácido acético en el vinagre trabaja para aumentar la acidez del suelo, justo lo que necesitan las plantas que aman el suelo ácido. Simplemente no uses vinagre puro para fertilizar tus plantas. El vinagre sin diluir es un herbicida.

Fertilizante de agua de estanque o de pecera 

Para qué sirve:           

  • Aporte de nutrientes
  • fertilizante líquido

Que necesitas:

  • Agua sucia de estanque o de pecera

Que haces:

  1. Guarda el agua sucia de tu pecera.
  2. Luego, úsalo para regar tus plantas.
  3. Aplicalo siempre que tengas esta agua a mano

Por qué esto funciona:

El agua sucia del estanque o de la pecera está llena de nitrógeno y otros nutrientes que las plantas necesitan para prosperar.

Fertilizante de ceniza de chimenea 

Para qué sirve

  • Alcalinizador del suelo.
  • Reemplaza la cal agrícola

Que necesitas:

  • Ceniza de la chimenea

Que haces:

  1. Espolvorea ceniza de chimenea fresca (nunca caliente) sobre las camas de tu jardín y colócala en el suelo.
  2. Aplica cada 6 meses

Nota: la ceniza de la chimenea no debe usarse si tu suelo ya es alcalino. Tampoco se debe usar alrededor de plantas que aman el ácido, a menos que estés intentando que las hortensias se vuelvan rosas.

Por qué esto funciona:

La ceniza de la chimenea es rica en carbonato de calcio y potasio. Si tu suelo es demasiado ácido, ayudará a equilibrar el pH, para que tus plantas puedan absorber mejor los nutrientes que están presentes en el suelo.

Compost 

Para qué sirve:

  • Fertilizante balanceado

Que necesitas:

  • Desechos de cocina y jardín

Que haces:

  1. Guarda los restos de fruta y verdura, los periódicos, los recortes de césped y otros materiales compostables, y utilízalos para comenzar un contenedor o pila de compost.
  2. Agrega un poco de agua de vez en cuando y gira la pila para acelerar el proceso de compostaje.
  3. Cuando todo se haya roto en un suelo oscuro y rico, espárcelo en tu jardín y disfruta de los resultados.

Por qué esto funciona:

El compost está cargado de nutrientes y microorganismos que son buenos para su jardín.

Ver más

¿TE GUSTÓ?

¡Comparte con tus amigos!

¡Suscríbete a nuestro boletín!