¿BUSCAS ALGO EN PARTICULAR?

Ingresa las palabras claves de lo que necesitas

Cultivo de tomate

Errores más comunes del cultivo de tomate en maceta

hay algunos errores comunes (confía en mí, los he cometido todos, más de una vez) que si puedes evitarlos, y así aumentarán enormemente tus posibilidades de cultivar tomates en recipientes con éxito. #huerto #huertourbano #jardin #jardineria #cultivar Gracias por compartir esta imagen en Pinterest Guardar

Cultivar tomates en macetas es casi siempre una aventura. Puede ser increíblemente gratificante o completamente frustrante. 

A veces, el fracaso épico puede ocurrir por razones que están fuera de tu control, como un ataque de langostas o una plaga de tuta absoluta o un verano ridículamente húmedo o frío. 

Pero hay algunos errores comunes (confía en mí, los he cometido todos, más de una vez) que si puedes evitarlos, y así aumentarán enormemente tus posibilidades de cultivar tomates en recipientes con éxito.

Pequeños contenedores 

Cuando se trata de cultivar tomates en maceta , cuanto más grande es mejor. Cuanto más grande sea tu recipiente, más tierra retendrá. 

Cuanta más tierra tengas, mejor mantendrá el agua el suelo. Además, cuanto más tierra tenga más nutrientes disponibles para tus plantas. 

El agua y la disponibilidad de nutrientes son dos de los elementos más críticos para que tus plantas de tomate crezcan felices, saludables y, en consecuencia, tengas grandes cosechas.

Demasiada agua

Regar adecuadamente las plantas de tomate es probablemente la clave principal para el éxito del tomate. Demasiada agua y las raices se pudren, muy poco y se secan las flores. 

El riego inconsistente también generará podredumbre apical, tomates agrietados y plantas estresadas. 

Así que aquí hay una cosa crítica que debes hacer para tener éxito con el tomate (y más difícil si no utilizas riego por goteo): Debes mantener la tierra de las macetas constantemente húmeda, pero no inundada, sólo húmeda. 

Antes de regar, comprueba si el suelo ya está húmedo. Para hacer esto, enterrá bien el dedo indice hasta la mitad y agrega agua sólo si el suelo se siente seco al tacto.

No olvides el drenaje también. Asegúrate de que tu maceta tenga agujeros grandes en la parte inferior para que el exceso de agua pueda drenar. 

Separar la maceta del suelo también es una buena idea si tienes tu maceta sobre la tierra o en una superficie no porosa. 

Agrega agua hasta que drene el fondo de tu maceta. De esta manera, sabrás que todas las raíces, incluso las que están en el fondo de la maceta, se han regado.

Sin embargo, lo mejor es el riego automatico por goteo. En este video te muestro un programador de riego muy economico y muy facil de instalar

Muy poca agua

La cantidad de agua que necesita tu planta de tomate dependerá de algunas cosas, incluido el clima. El viento, el calor, la humedad, el tamaño de la maceta y el tipo de sustrato para macetas que utilices afectarán la frecuencia con la que necesita regar. 

A mediados de la temporada, una gran planta de tomate puede necesitar regarse al menos una vez al día, a veces dos veces. 

Además, cuando riegues, asegúrate de empapar realmente tus plantas; si solo les das un sorbo, el agua solo humedecerá la capa superior de tierra. 

Cuando riegues, trata de regar el suelo directamente, no las hojas, ya que las hojas mojadas pueden provocar hongos.

Superpoblación

Poner muchas plantas en una maceta puede parecer una buena idea, pero por lo general es contraproducente. A menos que tengas una maceta tremenda (más como un bancal elevado) solo pon una planta de tomate por maceta. Para tener una idea del tamaño mínimo, considera los baldes de pintura de 20 litros

No es suficiente sol

Los tomates aman el sol y necesitan sol a pleno, lo que significa que necesitan luz solar directa sin obstrucciones durante 6-8 horas al día.

No hagas trampa! Muchas personas (yo incluido) sobrestiman crónicamente la cantidad de sol que recibe un área. 

Es importante que verifiques esto, con un reloj, antes de plantar tus macetas. 

Además, la sombra en un punto puede cambiar dramáticamente durante la temporada de crecimiento, así que revisa cada semana para asegurarte de que no haya obstrucciones que bloqueen el sol.

La temperatura no es suficiente

Junto con el sol, a los tomates les gustan las temperaturas cálidas. 

Si bien puede parecer que estás adelantando en la temporada al sacar tus tomates temprano, realmente no pasará nada hasta que haga calor. 

Si deseas adelantar en la temporada, puedes cubrir sus tomates con un nylon cuando hace frío o hacer lo que generalmente hago yo que es transportarlos dentro y fuera de mi casa.

Hasta que las temperaturas se calienten. Además, no te olvides de aclimatar tus plantines una vez que los saques al sol definitivamente.

Tomates invertidos 

Mucha gente jura que puede cultivar tomates al revés. Yo no. Lo he intentado de varias maneras y no he encontrado ninguna que sea tan genial. Puedo entender el punto de cultivar tomates colgantes, pero no al revés.

Entutorar demasiado tarde

Este es uno de mis errores más comunes. Siempre me olvido de lo rápido que crecen los tomates y no los entutoramos hasta que son enormes y difíciles de manejar. 

Es mucho mejor plantear las estacas antes de que los tomates se vuelvan demasiado grandes. 

Ver más

¿TE GUSTÓ?

¡Comparte con tus amigos!

¡Suscríbete a nuestro boletín!