¿BUSCAS ALGO EN PARTICULAR?

Ingresa las palabras claves de lo que necesitas

Hierbas aromáticas

Consejos para cultivar Melisa o Toronjil – Sol, Riego, Macetas e Interior

Consejos para cultivar Melisa o Toronjil – Sol, Riego, Macetas e Interior Gracias por compartir esta imagen en Pinterest Guardar
#Jardín #Jardinería #Plantas #Cultivar #Huerto #huertourbano

Gracias por compartir en Pinterest

La melisa o toronjil es una de esas plantas que se van intercambiando entre jardineros y es la típica planta que te regala esa tía aficionada a la jardinería. Si sos una de esas personas que recibiste de prepo esta planta, seguramente te estés preguntando qué hacer con la melisa y para qué se usa.

Aunque no es tan popular como otras hierbas, la melisa es, sin embargo, una hierba maravillosa para tener en tu jardín. Sigue leyendo para aprender más sobre cómo cuidar y cultivar a tu planta de melisa.

¿Qué es la melisa?

La planta de melisa, también llamada toronjil (Melissa officinalis ) es en realidad un miembro de la familia de la menta y es una hierba perenne.

Crece como una hierba espesa y frondosa con un agradable olor a limón y pequeñas flores blancas.

En invierno es posible que las hojas se le quemen con el frío pero en primavera volverá a brotar con toda la fuerza

Cómo cultivar la planta de melisa

Cultivar melisa es muy fácil. Las plantas no son exigentes con respecto a dónde crecen y crecerán en casi cualquier suelo, pero prefieren un suelo rico y bien drenado.

Las plantas de melisa crecerán en sombra parcial o a pleno sol, pero florecerán mejor a pleno sol. Al igual que otras hierbas aromáticas, no se recomienda fertilizar la melisa, ya que esto puede reducir la intensidad de su aroma.

La melisa se propaga fácilmente a partir de semillas, esquejes o divisiones de plantas.

Pellizca tus plantas de melisa

El cuidado de la melisa es bastante fácil, pero vigila tu planta y estate atento a cuando veas signos de formación de pimpollos. En cuanto veas estos pimpollitos pellizcalos.

Las hojas no tendrán un buen sabor si dejas que la planta florezca.

Además si pellizcas regularmente tu melisa, obtendrás una planta más frondosa y con nuevos brotes.

La melisa asociada a otros cultivos del huerto

La Melisa es una gran bendición en el jardín, ya que esta hierba perenne atrae a las abejas y otros polinizadores beneficiosos, mientras que el fuerte olor cítrico disuade a varias plagas no deseadas, incluidos mosquitas y mosquitos.

Es importante que sepas que si no se controla cuidadosamente, la melisa puede invadir rápidamente el jardín. Por lo que yo te recomiendo que la plantes en maceta. Y esa maceta, la pongas dentro de tu huerto.

Cómo cultivar melisa en maceta

melisa en macetaLa melisa es ideal para cultivar en maceta. Elige un contenedor de cualquier tamaño pero cuanto más grande sea el contenedor, mas grande será tu planta de melisa.

Como sustrato, cualquier sustrato decente para macetas funcionará, pero asegúrate de que el recipiente tenga buen drenaje.

Riega tu planta regularmente, sin dejar que se inunde. Un buen lugar soleado será lo mejor para su melisa, con al menos cinco horas por día de luz solar.

Cómo cultivar la melisa en interiores

La melisa como planta de interior es una idea fabulosa porque esta hermosa hierba ofrece un hermoso aroma a limón.

En interiores, la melisa necesita una ventana soleada con más de 5 horas de sol.

Cuando riegues la maceta, espera a que se seque la superficie de la tierra antes de volver a regar.

Puedes cultivar tu melisa en el interior durante todo el año, pero también puedes mover la maceta al aire libre para disfrutarla en el jardín o en el patio en los meses más cálidos.

¿Cómo hacer si la melisa invadió nuestro jardin?

Muchas personas piensan erróneamente que la melisa es invasiva debido a sus raíces, como lo son sus primas, la menta y la yerbabuena, pero de hecho son las semillas de la planta de toronjil que hacen que esta hierba se adueñe de repente de un jardín.

Quitar las flores de la planta tan pronto como aparezcan hará que tu melisa sea menos invasiva.

Si la Melisa ya se ha sembrado y se ha apoderado de tu jardín, la mejor manera de retirar la planta a mano. Asegúrate de que el suelo esté ligeramente húmedo para que puedas sacar plantas enteras, junto con las raíces y los corredores (estolones).

Si dejas raíces o estolones en el suelo, las plantas volverán a crecer con mucho rencor.

Puedes aflojar el suelo con un tenedor o una pequeña desmalezadora de jardín para facilitar el deshierbe si el suelo es muy duro.

Un solo deshierbe puede no ser suficiente para el control completo de la melisa. Vigila las áreas problemáticas y tira de los pequeños brotes tan pronto como aparezcan.

El control de la melisa requiere persistencia.

¿Para qué se usa la melisa?

Una vez establecida, la melisa puede producir grandes cantidades de sus hojas dulces con olor a limón. Estas hojas se pueden usar para una variedad de cosas.

Más comúnmente, las hojas de melisa se usan en tés y popurrís . También puede usar melisa para cocinar, para hacer aceites esenciales y como repelente de insectos.

Ver más

¿TE GUSTÓ?

¡Comparte con tus amigos!

¡Suscríbete a nuestro boletín!