¿BUSCAS ALGO EN PARTICULAR?

Ingresa las palabras claves de lo que necesitas

Cuidados generales de las plantas de interior

6 causas comunes de hojas amarillas en plantas de interior

El riego, los nutrientes y los virus pueden desempeñar un papel en el amarillamiento de las hojas de las plantas. #HUERTO #huertourbano #jardin #jardineria #cultivar Gracias por compartir esta imagen en Pinterest Guardar

El riego, los nutrientes y los virus pueden desempeñar un papel en el amarillamiento de las hojas de las plantas.

Las hojas amarillas en tus plantas de interior pueden ser causadas por una serie de condiciones.

A veces la causa es obvia, lo que significa que puedes diagnosticarla y solucionarla de inmediato. Otras veces el problema es un misterio.

En estos casos, deberás intentar cambiar una cosa a la vez hasta que veas una mejora en tu planta.

Incluso después de corregir el problema, es probable que las hojas amarillas se caigan con el tiempo. No te preocupes por esto pues si la planta recupera su salud es posible que se llene de nuevas hojas durante la próxima temporada de crecimiento.

Cultivar plantas es siempre una cuestión de paciencia. Haz tu mejor esfuerzo para eliminar estas causas comunes de hojas amarillas y luego espera a ver qué sucede.

Mucha o poca agua

El exceso o la falta de agua son los culpables más comunes cuando las hojas de una planta se vuelven amarillas. Con las plantas en macetas, es crucial que solo riegues la cantidad de agua que la planta necesita.

Si tienes una planta con hojas amarillas, revisa la tierra en la maceta, ¿está seca? ¿está empapada?

Si las plantas no reciben suficiente agua, dejan caer las hojas para evitar la transpiración  (esencialmente la forma de sudar de una planta) y conservar el agua.

Sin embargo, antes de que caigan, las hojas generalmente se volverán amarillas. Si el suelo está seco procura empezar a regar la planta más seguido.

Demasiada agua también puede ser perjudicial para las hojas. Cuando el suelo no drena bien, un exceso de agua deja el suelo anegado y el sistema radicular puede ahogarse literalmente.

Sin oxígeno, las raíces comienzan a morir.

Envejecimiento normal

A medida que muchas plantas envejecen, las hojas inferiores se volverán amarillas y se caerán. Esto es simplemente una etapa normal de su crecimiento.

Esto es lo que les ocurre especialmente a las plantas de follaje como Dieffenbachia  y  Dracaena, típicas plantas de interior. En estos casos no te preocupes.

Si tu planta se vuelve demasiado leñosa, considera recortar el tallo principal para promover un nuevo crecimiento mas arbustivo.

Corrientes de aire frío

Las corrientes de aire frío en las plantas tropicales a menudo causan que las hojas se vuelvan amarillas y se caigan.

Esto no es lo mismo que lo que sucede en los períodos cortos de exposición al frío intenso, lo que causa un enrojecimiento absoluto en el follaje o que aparezcan manchas pálidas y transparentes entre las venas.

Si tu planta está cerca de un aire acondicionado en verano o de una ventana con corrientes de aire en invierno, muévela a un lugar menos turbulento. Vigílala para ver si las hojas amarillas se extienden más.

También es una buena idea que rocíes tus plantas tropicales durante el invierno para aumentar la humedad.

Falta de luz

Las plantas que reciben muy poca luz a menudo comenzarán a amarillearse en las hojas inferiores antes de que caigan. Si este es tu problema, podrás encontrar el siguiente indicio.

Una planta que está amarillenta por falta de luz generalmente se amarilleará en el lado que está lejos de la fuente de luz. Las hojas cerca de la ventana, por ejemplo, reciben toda la luz y bloquean el lado opuesto.

Si este es el caso, mueve la planta a un lugar más soleado y verás cómo funciona. Si la luz de la ventana es difícil de encontrar en tu hogar, especialmente en invierno, es posible que necesites instalar uno o dos lámparas de luz artificial.

Deficiencia de nutrientes

Las hojas de tus plantas también pueden volverse amarillas si tu planta no recibe todos los nutrientes que requiere. Esto puede ser causado por demasiado calcio en el agua si estás usando agua dura o por una deficiencia de nitrógeno.

Si este es tu problema, las hojas superiores de la planta pueden ser las primeras en ponerse amarillas.

En otros casos, podrás notar un patrón inusual en el amarillamiento. Por ejemplo, las venas pueden permanecer oscuras mientras que el tejido entre ellas se vuelve amarillo.

Los nutrientes que requiere una planta varían según la especie y algunos son más exigentes que otros. Es importante que trates de diagnosticar el problema adecuadamente o podrías matar una planta que de otra manera podría recuperar la salud.

Infección viral

Si tu planta tiene una infección viral, pueden aparecer como manchas amarillas en las hojas que se pueden extender a toda la planta. Este síntoma puede ir acompañado de hojas y tallos deformados, así como de flores descoloridas.

Las infecciones virales en las plantas no se pueden curar y pueden contagiar a plantas cercanas.

Aunque te resulte doloroso por tratarse de tu planta favorita, desecha las plantas que sospeches que están infectadas. Lava y esteriliza todas las herramientas de poda o macetas antes de usarlas nuevamente en otras plantas.

Ver más

¿TE GUSTÓ?

¡Comparte con tus amigos!

¡Suscríbete a nuestro boletín!