COSAS DEL JARDIN

BUSCAS ALGO EN PARTICULAR?

Ingresa las palabras claves de lo que necesitas

Cuándo necesita riego un Kokedama y Cómo regar Kokedama. El mejor método

Cuándo necesita riego un Kokedama y Cómo regar Kokedama. El mejor método

Gracias por compartir esta imagen en Pinterest Guardar

gracias por compartir esta imagen en Pinterest

Cuidar kokedama puede ser muy fácil. Sigue estos pasos para mantener tu kokedama sano y vibrante.

  1. Para saber si el Kokedama necesita riego, verifica el peso del mismo

Levanta el kokedama y siente su peso en tu mano. Si se siente liviano, es hora de regarlo. Si esta es la primera vez que verificas el peso de tu kokedama, realiza esta vez el proceso de riego y luego toma cuenta del peso de un kokedama recién regado para futuras referencias.

  1. Poner el kokedama en un contenedor

Coloca el kokedama en un recipiente. A mí me gusta usar envases de vidrio porque puedes ver el kokedama mientras riegas y porque son fáciles de limpiar. Si no tienes un recipiente de vidrio, cualquier recipiente que contenga agua va perfecto.

  1. Consigue agua a temperatura ambiente

Consigue un poco de agua de grifo y déjala reposar para que tome la temperatura ambiente. Esto ayudará a minimizar el impacto del kokedama durante el riego.

  1. Vierte el agua en el contenedor

Vierta suficiente agua en el recipiente para cubrir 1/3 a 1/2 de la bola de musgo. Si tu bola de musgo ya estuviera muy seca, poner más agua de la cuenta puede hacer que el kokedama flote y se vuelque y posiblemente dañe tu planta, si tiene flores o tallos delicados.

  1. Permite que la planta esté en agua durante 10 minutos

Deja que el kokedama se asiente en el agua durante 10 minutos para absorber el agua. Es importante darle suficiente tiempo para absorber agua en el centro de la bola de musgo donde está el sustrato. Si fueras japonés, entonces seguramente aprovecharias este tiempo para hacerte una taza de té verde y meditar.

  1. Retira el kokedama del recipiente con agua

Saca el kokedama y drena el exceso de agua. Esto puede tomar uno o dos minutos. Cuando ya no gotee, el kokedama estará listo para volver a su lugar hasta la próxima vez que necesite agua. Es bueno que vuelvas a tomar cuenta de su peso para referencia futura.

  1. Coloca el kokedama en una zona bien abierta

Ahora que el kokedama ha sido regado, colócalo nuevamente en un área bien iluminada que esté fuera de la luz solar directa. Verifica el peso del kokedama cada dos días hasta que sepas con qué frecuencia necesita ser regado.

Ver más

¿TE GUSTÓ?

¡Comparte con tus amigos!


¡Suscríbete a nuestro boletín!

TE PUEDE INTERESAR

Ver más post