COSAS DEL JARDIN

BUSCAS ALGO EN PARTICULAR?

Ingresa las palabras claves de lo que necesitas

Como cuidar un Bambú de la Suerte – Luz, Riego, Poda, Sustrato, Problemas

Como cuidar un Bambú de la Suerte – Luz, Riego, Poda, Sustrato, Problemas

Gracias por compartir esta imagen en Pinterest Guardar

Últimamente a estas plantas las veo en todos lados. Creo que es el feng shui el que dice que las plantas de bambú de la suerte traen buena suerte y fortuna, especialmente si fueron regaladas.

Yo no creo que esto sea así, o sea, las plantas no dan ni buena ni mala suerte, pero lo que si es 100% verdad es que son plantas casi indestructibles y eso si, que es tener buena suerte!

Sus tallos son muy resistentes, pueden sobrevivir en floreros llenos de agua o en el suelo, y en una amplia variedad de condiciones de luz.

Incluso una planta de bambú con suerte mal cuidada vivirá por un largo tiempo antes de que finalmente sucumba.

La gran mayoría de las plantas de bambú de la suerte se importan desde Taiwán o China, donde los productores profesionales trenzan y tuercen y rizan sus tallos en una variedad de formas.

Las plantas de bambú de la suerte más intrincadas pueden costar cientos de dólares y cuentan con veinte o más tallos individuales.

Pero lo mas común es conseguir plantas de bambú de la suerte en macetas simples a precios muy económicos.

Técnicamente, el bambú de la suerte no es bambú, sino una especie llamada Dracaena sanderiana. Aunque la mayoría se cultivan hidropónicamente (en agua), el bambú de la suerte se puede plantar en el suelo.

Una advertencia final: las hojas de bambú de la suerte son levemente tóxicas, por lo que no deben guardarse en un lugar donde las mascotas o los niños puedan mordisquearlas.

Cuidados del Bambú de la Suerte

Estas son las condiciones necesita un Bambú de la suerte para estar saludable:

  1. Luz: el bambú de la suerte prefiere la luz del sol brillante y filtrada, como la que se encuentra en la selva. Evita la luz solar directa ya que quemará las hojas. Son más tolerantes a la poca luz que a demasiada. Sin embargo, si la planta comienza a estirarse o el verde se desvanece, es porque necesita más luz.
  2. Riego: el bambú de la suerte puede crecer indefinidamente en un florero simple lleno de guijarros (como soporte) y al menos 3 cm de agua . Sin embargo, son muy sensibles al cloro y a otros productos químicos que se encuentran comúnmente en el agua del grifo. Riega tu bambú de la suerte solo con agua embotellada o destilada, o agua del grifo que se ha dejado afuera durante 24 horas para permitir que el cloro se evapore. Las raíces de bambú de la suerte son rojas, así que no te alarmes si ves raíces rojas. Finalmente, se recomienda cambiar el agua semanalmente.
  3. Temperatura: al Bambú de la suerte le gustan las temperaturas más cálidas de entre 18 C y 32 C. No coloques las plantas en frente del aire acondicionado o de la calefacción.
  4. Sustrato para macetas: Además del agua, el bambú de la suerte se puede cultivar en un suelo rico y bien drenado para macetas . Mantén la tierra húmeda, pero no empapada. Riega como lo harías con cualquier especie de Dracaena .
  5. Fertilizante: las plantas cultivadas en agua solo necesitarán ser alimentadas cada dos meses más o menos, usando un fertilizante líquido muy débil. Una sola gota de fertilizante líquido es suficiente para la mayoría de los arreglos de bambú de la suerte.

Cómo darle forma al bambú de la suerte

A pesar de su apariencia intrincada, al bambú de la suerte no se le da forma de la misma manera que al bonsái, con alambres en las plantas y cortes precisos.

Por el contrario, se forman rotando los tallos de la planta frente a una fuente de luz, lo que hace que la planta crezca naturalmente hacia la luz. En China, los tallos a menudo de dejan crecer hacia los lados para causar la típica espiral.

En casa, este es un proceso laborioso, pero se puede lograr colocando las plantas dentro de una caja con un orificio por donde entre la luz y prestando mucha atención a su ritmo de crecimiento, rotando la planta lenta y regularmente.

Tienes que ser paciente, ya que puede tomar un tiempo para hacerlo bien.

Cómo podar al bambú de la suerte

Podar, sin embargo, es una parte importante para mantener tu bambú de la suerte saludable. Con el tiempo, la mayoría de las plantas se volverán pesadas, o las formas intrincadas comenzarán a perder su forma.

Puedes recortar los retoños hasta unos 2 o 3 cm del tallo principal y estos volverán a brotar, en cambio si lo podas al ras del tallo prinicipal, no volvera a brotar un nuevo retoño desde ese lugar

Pronto surgirán nuevos brotes desde el tallo principal, y la planta resultante será más espesa.

Para obtener nuevas ramas puedes podar los brotes del tallo principal. Se producirá una cicatriz color canela, y pueden surgir nuevos brotes a partir del corte o no. No tires estos brotes, ya que se pueden usar para reproducir el bambú de la suerte .

Si necesitas recortar el tallo principal por alguna razón, aparecerán nuevos brotes debajo del corte, y la parte superior, suponiendo que sea saludable, se puede usar para comenzar una nueva planta.

Problemas comunes del Bambú de la suerte

Los errores más comunes relacionados con el bambú de la suerte generalmente están relacionados con el riego.

  • El agua clorada los matará con el tiempo, y el agua sucia o infectada con bacterias puede ser mortal.
  • Si una planta desarrolla raíces negras, éstas deben cortarse.
  • Del mismo modo, nunca se debe permitir que las hojas muertas se pudran en el agua, ya que pueden introducir bacterias.
  • Practica una buena higiene del agua cambiando el agua cada semana con agua destilada o embotellada.
  • Si crecen algas en el agua, generalmente se debe a que la planta está en macetas en un jarrón transparente, lo que permite que la luz penetre y fomenta el crecimiento de algas. Solo límpialo y comienza de nuevo, cambiando a un recipiente opaco si las algas son un problema persistente.
  • Las hojas amarillas generalmente indican demasiado sol o demasiado fertilizante. Suspende el fertilizante y mueve la planta a un lugar más sombreado.
  • Las hojas marrones suelen indicar aire seco o agua contaminada. Aumenta el nivel de humedad rociando la planta regularmente y asegúrate de estar usando el agua adecuada.
  • Si los tallos comienzan a pudrirse o volverse blanquecinos, es probable que estén lejos de salvarse. Peor aún, los tallos en descomposición amenazan a otros tallos que están cerca. Eliminarlos de una vez. Si realmente desea guardarlo, corte las partes amarillas e intente enraizar el tallo recortado en agua nueva.
  • Finalmente, el bambú de la suerte es susceptible a los mismos problemas de insectos que otras plantas tropicales de interior. Se pueden tratar manualmente (eliminando insectos) o con los mismos métodos que usarías en cualquier otra planta de interior.

Apoya la Página. Compra productos en Amazon haciendo click aquí y yo recibo una comisión


Ver más

¿TE GUSTÓ?

¡Comparte con tus amigos!

¡Suscríbete a nuestro boletín!