¿BUSCAS ALGO EN PARTICULAR?

Ingresa las palabras claves de lo que necesitas

Cultivo de tomate

Como cultivar plantines de tomate sin sol y en invierno

Como cultivar plantines de tomate sin sol y en invierno Gracias por compartir esta imagen en Pinterest Guardar
consejos para poder cultivar plantines de tomate pimiento y chile en interior con luz artificial. sigue leyendo para aprender sobre cultivo indoor

Gracias por compartir esta imagen en Pinterest

Bueno, sembraste las semillas de tomate y esperaste una semana. Todo es muy tranquilo, sólo le tenes que vigilar que la tierra esté húmeda. Pero cuando la semillita germina, todo cambia.

Es muy parecido a lo que sucede cuando traes un nuevo bebé a casa desde el hospital. Tus nuevos brotes requieren mucho amor y cariño.

Digamos que ahora sí, comienza el partido.

4 secretos para cultivar tomates con éxito:

  • Luz
  • Agua
  • Aire
  • Nutrientes

Luz: ¡que haya mucha!

¡La luz brillante es súper importante para que tus plantines de tomate estén saludables! Tan pronto como brotan, se estiran para alcanzar los rayos del sol (o rayos fluorescentes).

Las plántulas necesitan de 12 a 16 horas de luz por día. Hazte un favor y dáselos. De lo contrario, se ahilarán y debilitarán muy rápidamente, esto retrasará la producción en tu jardín.

Estas son 4 mejores formas de darle luz a tus tomates

  1. Invernadero calefaccionado. Si tu invernadero se encuentra donde existe una máxima exposición a la luz solar, úsalo.Es posible que tu invernadero no sea tan accesible como tu sala de estar o tu cocina, pero asegúrate de controlar tus plantines de tomate todos los días. No podrán superar esta etapa de desarrollo sin tu ayuda.
  2. Marco frío o mini invernadero .Orienta tu mini invernadero para que tenga la mayor exposición solar (hacia el norte en hemisferio sur o hacia el sur en hemisferio norte).Asegúrate de que tenga una tapa bien ajustada para que el calor acumulado durante el día por el sol mantenga las plántulas calientes durante las noches frías.Cuando el pronóstico de temperatura sea inferior a -5 ° C durante la noche, coloca una luz eléctrica al aire libre dentro del marco frío (una bombilla de 60 W  por cada 300 litros de invernadero debería ser suficiente para compensar la temperatura extrema.

    Durante los días en que las temperaturas suben a 10 ° C o más, abre la tapa del marco frío. Evitarás que se cocinen las plantas de tomate.

  1. luces fluorescentes:  éstas se encuentran entre las fuentes de luz más económicas y populares para los plantines. Monta luces con algún mecanismo para que puedas ajustar la altura de la luz a medida que crecen las plántulas.Mantén las luces a 5 a 10 cm de la parte superior del tomate. Sí, eso significa que tendrás que revisar tus plantines a diario y mover las luces hacia arriba de vez en cuando.Las luces deben permanecer encendidas entre 12 y 16 horas por día. Apaga las luces por la noche (Las plantines necesitan dormir, también.)
  1. Ventana soleada. Este es el escenario de iluminación más desafiante para los tomates jóvenes. La mayoría de las ventanas hogareñas simplemente no tienen suficiente luz para las plántulas, especialmente a fines del invierno y principios de la primavera.Elije una ventana orientada al sur en hemisferio norte o al norte en hemisferio sur. Rota las plántulas de tomate diariamente para evitar que se tuerza el del tallo.

Agua

La hidratación en el semillero de tomate puede ser difícil.

Qué hacer y qué no hacer?

  • Riega las plántulas de tomate lo suficiente para que no se seque el suelo ni se marchiten las plántulas.
  • Lo ideal es regar desde abajo. (Hiciste agujeros en tus contenedores, ¿verdad?)
  • No riegues por demás. Demasiada agua llena los espacios de aire en el suelo. Cuando las raíces no pueden absorber toda esa agua lo suficientemente rápido, se ahogan.

Aire

Procura mantener las temperaturas lo mas estables posibles

Quita las cubiertas plásticas o transparentes de los recipientes de germinación para que las plántulas puedan respirar. La circulación ayudará a prevenir la propagación de enfermedades y hongos.

Mantén la temperatura ambiente constante, idealmente 20 ° C. Si tus plántulas de tomate están cerca de una ventana, observa si hay corrientes de aire.

El aire frío mezclado con tierra húmeda es un combo mortal para las plántulas. Detendrán su crecimiento o peor desarrollarán hongos desagradables más rápido de lo que puedas decir “ya es hora de transplantar”.

Nutrientes

Hay mucho debate entre los jardineros acerca de cuánto fertilizar las plántulas en este momento de sus vidas.

La derecha conservadora dice que las plantas todavía están alimentadas con los nutrientes provistos por sus semillas.

La izquierda progresista dice, “¡Dales algo de comida extra! Necesitan un buen comienzo “.

Mi mejor consejo: estar atento a las hojas amarillas, que indican la necesidad de alimento. Si es posible, esperar hasta que tus plántulas tengan al menos 2-3 juegos de hojas antes de alimentarlos.

Si decides darle a tus plantas algunos nutrientes adicionales en este momento, entonces alimenta las plántulas con un fertilizante soluble en agua, en una concentración muy débil (1/4 de la dosis recomendada)

Ver más

¿TE GUSTÓ?

¡Comparte con tus amigos!

¡Suscríbete a nuestro boletín!