¿BUSCAS ALGO EN PARTICULAR?

Ingresa las palabras claves de lo que necesitas

Cómo hacer un Huerto Orgánico

El gran plano de la asociación de cultivos

te presento este plano interactivo de plantación de cultivos perfectamente asociados que te ayudará a plantar tu huerto perfecto #huerto #huerta #huertourbano #jardin #jardineria #cultivar Gracias por compartir esta imagen en Pinterest Guardar

Inspirate con este plano para diseñar tu próximo huerto

La mayoría de las personas plantan en el huerto sin considerar qué plantas crecen bien juntas.

Pero vos y yo conocemos el secreto para tener un huerto maravilloso: La Asociación de cultivos!

La asociación de cultivos no solo tiene en cuenta la absorción de nutrientes, sino que también tiene en cuenta la protección de los cultivos, el manejo de plagas y el hospedaje positivo (también conocido como aumentar la población de insectos beneficiosos que ayudarán a controlar la población de insectos perjudiciales).

Por esta misma razón, te presento este plano interactivo de plantación de cultivos perfectamente asociados que te ayudará a plantar tu huerto perfecto (¡y tal vez incluso poner a tus vecinos un poco celosos!).

Pero antes de entrar en eso, debemos entender qué es la asociación de cultivos y por qué funciona tan exitosamente.

te presento este plano interactivo de plantación de cultivos perfectamente asociados que te ayudará a plantar tu huerto perfecto #huerto #huerta #huertourbano #jardin #jardineria #cultivar

¿Qué es la asociación de cultivos?

La asociación de cultivos es la práctica de plantar dos o más plantas juntas para beneficio mutuo. Por ejemplo, ciertas plantas pueden cultivarse juntas para ayudarse mutuamente a cumplir con sus requerimientos de nutrientes, hábitos de crecimiento o habilidades para repeler plagas.

Si bien gran parte del conocimiento de asociación de cultivos que tenemos hoy se ha encontrado por prueba y error, el área en la que vives también debe tenerse en cuenta.

Es por eso que siempre se recomienda buscar el consejo de los jardineros locales o incluso de tus vecinos para ver qué les ha funcionado mejor.

Un ejemplo clásico de asociación de cultivos proviene de la asociación precolombina: maíz, frijol trepador y calabaza, que a menudo fueron plantadas juntas por varias naciones indígenas en América del Norte.

Asociación precolombina

La asociación precolombina tiene en cuenta la naturaleza complementaria de las tres plantas: los tallos altos de maíz ayudan a sostener los frijoles trepadores, mientras que la calabaza se mantiene baja para ayudar a sombrear el área con sus hojas grandes. La sombra ayuda a desalentar las malas hierbas y las plagas, y los frijoles de rápido crecimiento ayudan a suministrar nitrógeno al suelo, que es requerido por el maíz y la calabaza.

Si sabes algo sobre el maíz, sabrás que tiene un alto requerimiento de nutrientes , lo que significa que puede agotar el suelo de nutrientes si no se controla.

Plantar leguminosas (como frijoles, especialmente trepadores que pueden trepar los tallos del maíz) junto con el maíz ayuda a mitigar este problema al mejorar la disponibilidad del nutriente clave, el nitrógeno, en el suelo.

Ayudan a que el nitrógeno esté disponible en el suelo mediante el cultivo de bacterias beneficiosas. Estas bacterias extraen nitrógeno del aire y lo convierten en una forma que el maíz y la calabaza pueden usar para crecer aún más fuerte.

Las hojas anchas de la calabaza actúan como mantillo en cierto sentido, ya que protegen contra el calor del sol y proporcionan una barrera para las malezas en el jardín. Los pelos espinosos de la calabaza también ayudan a reducir la depredación en el jardín de los roedores u otras criaturas que quieran deleitarse con tu cultivo.

Al igual que la asociación precolombina, hay muchas otras combinaciones que funcionan bien juntas.

Por ejemplo, asociar plantas fijadoras de nitrógeno con plantas que minimizan el daño de insectos a otras plantas.

Los frijoles (con bacterias fijadoras de nitrógeno) pueden complementarse con rabanito y espinacas. Los frijoles proporcionan sombra a las espinacas, y los rábanos minimizan el daño de los insectos a las espinacas al permitir que las plagas mastiquen sus hojas en lugar de las hojas de espinaca. Esta es solo una combinación de muchas, y las posibilidades son infinitas (¡como pronto verás!).

Beneficios de la asociación de cultivos

Hay muchos beneficios de la asociación de cultivos, algunos de los cuales ya he mencionado anteriormente. Además de hacer que los nutrientes estén disponibles para otras plantas (y así hacer que sepan mejor), la asociación de cultivos también logra lo siguiente:

1. Minimiza el riesgo

Si un cultivo falla o se ve afectado por condiciones climáticas adversas, plagas o enfermedades, el rendimiento general de tu parcela puede aumentar limitando el daño.

Para minimizar el riesgo, querrás enfocarte en crear las mejores asociaciones de cultivo y ampliar la diversidad en tu espacio.

Evita los monocultivos grandes (por ejemplo, una parcela gigante de tomates en una sección), y enfócate en los policultivos que imitan la forma en que las plantas crecerían en la naturaleza.

2. Protección de cultivos

La asociación de cultivos puede ofrecer protección contra el mal tiempo (como mucho viento o demasiado sol) a plantas más delicadas.

Cultivar plantas delicadas junto a las más vigorosas que tienen el follaje y la fuerza para soportar tales condiciones garantizará el éxito de crecimiento de tus plantas más pequeñas.

3. Cultivos trampa

La asociación de cultivos también ofrece el mejor manejo orgánico de plagas. Si un cultivo es más susceptible a la infestación de plagas, intenta plantar plantas beneficiosas junto a ese cultivo que las plagas rechacen. Esto ayudará a proteger las plantas vulnerables a las plagas.

4. Insectos benéficos

Al plantar tus frutales y hortalizas al lado de las plantas (como ciertas flores) que producen un exceso de néctar y polen, puedes aumentar la población de insectos beneficos mientras ayudas a controlar la población de plagas dañinas.

Plano del Huerto con Asociación de Cultivos

¡Usa este Plano de Asociación como guía para que puedas diseñar tu jardín y que te vaya maravillosamente!

Me pareció interesante esta forma de mostrar el cuadro, porque la mayoría de los cuadros de asociación de cultivos son aburridisimos de leer y es dificil visualizar cómo sería la forma de llevarlo a la práctica

Ten en cuenta que no necesitas que tu jardín se vea exactamente así, digamos que este es solo un plano que se me ocurrió.

El cielo es el límite, solo asegúrate de que los grupos en este cuadro se mantengan juntos para garantizar que tus plantas se mantengan felices y saludables.

Cuadro de Asociación de cultivos

La albahaca es una gran aromática para plantar junto a los tomates para ayudar a mejorar su sabor.

También ayuda a repeler pulgones, escarabajos de los espárragos, ácaros, moscas, mosquitos y gusanos del tomate.

Por esta razón, también debe plantarse junto a los espárragos. La albahaca también funciona bien cuando se planta junto al orégano y los pimientos.

El ajo es una gran planta para asociar con rosas porque ayuda a repeler a los pulgones.

Tiene un alto contenido de azufre, por lo que también ayuda a deshacerse de las plagas como las moscas blancas, escarabajos japoneses, gusanos de raíz, mosca de la zanahoria y otros insectos no beneficiosos.

Es un gran compañero para remolachas, crucíferas, apio, árboles frutales (como albaricoques, manzanas y cerezas), lechugas, papas, fresas y tomates. No plantar junto a los guisantes.

El amaranto se debe plantar con maíz para sombrear el suelo y retener el agua. También ayuda a atraer escarabajos terrestres depredadores.

La berenjena es un buen compañero para el amaranto, frijoles, caléndulas, guisantes, pimientos, espinacas y tomillo. ¡No plantar junto al hinojo!

El Bok Choy puede experimentar un mejor crecimiento y salud si se planta junto con remolachas, frijoles, zanahorias, manzanilla, acelgas, pepinos, eneldo, col rizada, lechuga, menta, capuchinas, papas, salvia y espinacas.

La borraja es una flor maravillosa y compañera de muchas plantas. Disuade a las orugas del tomate y las polillas de la col, así que asegúrate de plantarlas junto a los tomates y las coles.

La borraja también atrae a los polinizadores, así que siembra alrededor de plantas que necesiten polinización como la calabaza, los melones y los pepinos. También es excelente para el suelo y el compost.

La calabaza no solo ama ser plantada junto al maíz, sino que también funciona muy bien junto a la lechuga, los melones, los guisantes y el rábano. Evita plantar al lado de crucíferas o papas. Se dice que la borraja mejora el crecimiento y el sabor de la calabaza. Las caléndulas y la capuchina ayudan a repeler muchas plagas de la calabaza.

Las capuchinas actúan como un gran cultivo trampa para los pulgones, y también ayudan a deshacerse de las moscas blancas, los escarabajos del pepino, los escarabajos de la calabaza, los escarabajos de la patata de Colorado y los escarabajos de frijol mexicano.

Es una gran flor de compañía para Crucíferas, pepinos, melones, rábanos y tomates.

Proporcionan un buen refugio para los escarabajos de tierra depredadores y las arañas, y ayudan a atraer muchos polinizadores diferentes, como las abejas y las mariposas.

A las cebollas les encantan la manzanilla y laajedrea para mejorar su sabor. También funcionan muy bien junto con remolacha, crucíferas, zanahorias, eneldo, colinabo, puerros, lechuga, fresas y tomates.

No plantar cerca de espárragos o guisantes.

Las cebollas ayudan a repeler la mosca de la zanahoria, de ahí por qué deben plantarse junto a las zanahorias.

El cebollino funciona muy bien cuando se planta junto a tomates y zanahorias, ya que ayuda a resaltar sus sabores.

También funciona bien cuando se planta junto a las crucíferas. Las cebolletas repelen los pulgones, las moscas de la zanahoria y los escarabajos japoneses. No deben plantarse junto a frijoles y guisantes.

Las chirivías son excelentes cuando se cultivan junto a los guisantes, frijoles, pimientos, tomates, lechuga, romero y salvia. Sin embargo, a algunas verduras y hierbas no les gusta la chirivía, y eso incluye zanahorias, apio, eneldo e hinojo.

El cilantro repele áfidos, escarabajos de la patata y ácaros.

Las crucíferas como el brócoli, las coles de Bruselas, el repollo, la coliflor, las acelgas, la col rizada, el colinabo y el nabo se benefician de la manzanilla, el cilantro, el eneldo, la menta, el romero y la salvia.

Al brócoli le gusta especialmente que lo planten junto a las papas para mejorar el sabor (sin embargo, algunos sitios web señalan que los dos prefieren un pH del suelo diferente, ¡así que intenta esta combinación tu mismo para ver cómo funciona!).

A la coliflor también le gusta que la planten junto al apio, porque el fuerte aroma del apio ayuda a repeler las mariposas de la col que a menudo pueden destruir un cultivo completo de coliflor.

El eneldo ayudará a los pepinos al atraer insectos depredadores, y las capuchinas mejoran el sabor y el crecimiento de los pepinos.

El eneldo mejora la salud de las coles y otras crucíferas como la coliflor y la col rizada.

Es un gran compañero para el maíz, el pepino, la lechuga y la cebolla. ¡Evita plantar junto a zanahorias y tomates!

El eneldo atrae a las mariquitas, las avispas parasitoides, las moscas flotantes, las abejas y las arañas de jardín (por lo que es una hierba de jardín muy beneficiosa).

Los espárragos se pueden plantar con albahaca, cilantro, eneldo, caléndulas, capuchinas, orégano, perejil, pimientos, salvia, tomillo y tomates.

El espárrago en realidad repele a los nematodos que atacan a las plantas de tomate, y los tomates repelen a los escarabajos de los espárragos.

La espinaca es una gran compañera para crucíferas, berenjenas, puerros, lechugas, guisantes, rábanos y particularmente fresas. No plantar cerca de papas.

Las fresas responden bien cuando se combinan con frijoles, borraja, ajo, lechuga, cebolla, guisantes, espinacas y tomillo. Evita plantarlas al lado de crucíferas, hinojo y colinabo.

Los frijoles son fijadores de nitrógeno del suelo, por lo que deben plantarse junto a las plantas de la familia de las crucíferas, zanahorias, apio, acelgas, maíz, pepino, berenjenas, guisantes, papas, rábanos y fresas.

Evita plantar cerca de cebollino, ajo, puerros y cebolla (¡no les gustan!).

Las remolachas y las habas también deben evitarse una al lado del otro, ya que pueden obstaculizarse el crecimiento entre sí.

Se dice que los girasoles aumentan el rendimiento del maíz cuando se plantan juntos. Usa los girasoles como un medio para atraer polinizadores a otros cultivos, en particular la calabaza y las calabacines, y cualquier otro cultivo que requiera insectos polinizadores.

Los guisantes son excelentes compañeros para frijoles, zanahorias, apio, maíz, pepino, berenjena, perejil, chirivía, pimientos, papas, rábanos, espinacas, fresas y tulipanes. Evite plantar al lado de las cebollas.

A las Lechugas, les gusta ser plantadas junto a la remolacha, las crucíferas, zanahorias, apio, perifollo, pepino, eneldo, ajo, cebolla, rábano, espinacas, calabaza y fresas.

El maíz es un compañero de frijoles, remolacha, pepino, eneldo, melones, perejil, guisantes, papa, calabaza y girasol.

No debe plantarse junto al apio o los tomates.

El amaranto también se puede plantar entre hileras de maíz para aumentar el acolchado (conservar la humedad del suelo) y reducir las malezas.

Las manzanas, los albaricoques y las cerezas adoran plantarse junto al ajo, sorprendente pero tiene sentido.

El ajo ayuda a repeler plagas como pulgones y ácaros. Las raíces de los árboles también absorben el azufre producido por el ajo, haciendo que el árbol sea más resistente a los hongos, moho y manchas negras.

Los tagetes son otro buen aporte para los árboles frutales, ya que ayudan a atraer polinizadores (que luego polinizan las flores de los árboles frutales).

Estas flores también ayudan a desalentar los nematodos en el suelo, lo que es beneficioso para los árboles frutales.

La mejorana crece bien al lado de todas las plantas, y se cree que estimula el crecimiento de las plantas a su alrededor.

La mejorana ama particularmente los espárragos. Es muy atractivo para las abejas y otros polinizadores, por lo que es excelente plantarlo junto a las plantas que necesitan polinización como los pepinos y la calabaza.

La menta ayuda a atraer lombrices de tierra, sirfidos y avispas depredadoras. También repele las polillas de la col, los pulgones y los escarabajos de las pulgas.

La menta es invasiva, por lo que es mejor plantarla sola en contenedores alrededor de un jardín. No plantar cerca del perejil.

A las papas les gusta plantarlas junto a la remolacha, frijoles, apio, maíz, ajo, caléndulas, cebollas y guisantes. Evita plantarlas al lado de espárragos, pepinos, colinabos, melones, chirivías, colinabos, calabazas, girasol y nabos.

El pepino ama ser plantado junto a espárragos, frijoles, crucíferas, apio, maíz, eneldo, colinabo, lechuga, cebolla, guisantes y rábanos.

Sin embargo, no deben plantarse junto a papas o salvia.

El maíz y los girasoles funcionan como un enrejado para que los pepinos se adhieran y crezcan hacia arriba.

Al perejil le gusta crecer junto a espárragos, zanahorias, cebollino, maíz, lechuga, cebolla y tomate. Permitir que florezca un poco de perejil ayudará a atraer moscas y avispas depredadoras.

Los pimientos son buenas plantas para asociar con espárragos, albahaca, zanahorias, pepinos, berenjenas, escarola, orégano, perejil, romero, calabaza, acelgas y tomates. No plantar al lado de frijoles, Brassicas o hinojo.

Los rábanos son buenos vecinos para frijoles, remolachas, zanahorias, apio, perifollo, pepino, lechuga, menta, chirivía, guisantes, espinacas, calabazas y tomates. Evita plantar justo al lado de las papas. Plantar rábanos alrededor de las calabazas les permitirá a estas últimas crecer mejor y florecer, y también evitará la mayoría de las plagas de calabaza y pepino (porque se van a comer las hojas del rábano)

Las remolachas se pueden plantar junto a los frijoles, Crucíferas, maíz, ajo, colinabo, puerros, lechuga, menta y papas.

Al Romero le encanta ser plantada junto a frijoles, crucíferas, espinacas y zanahorias. El romero ayuda a repeler las polillas de la col, los escarabajos mexicanos y las moscas de la zanahoria.

La salvia repele las polillas de la col y las moscas de la zanahoria, y también ayuda a mejorar la salud de las chirivias. No plantar junto a los pepinos, que no les gustan este tipo de hierbas.

Los tagetes producen sustancias químicas que repelen a las moscas blancas, los escarabajos mexicanos, y diversos nematodos parasitarios de las raices.

Son excelentes para plantar alrededor de árboles frutales, pero no se deben plantar alrededor de frijoles.

Los tomates son sensibles a algunas asociaciones, pero se benefician principalmente de espárragos, albahaca, frijoles, borraja, zanahorias, apio, cebollino, acelgas, ajo, lechuga, caléndula, menta, capuchina, cebolla, perejil y pimientos.

No plantar al lado del eneldo, crucíferas, maíz o colinabo. Las papas pueden contagiar hongos a los tomates, así que no las plantes cerca.

Los tomates tampoco son los mejores amigos de los pepinos, ya que ambos requieren muchos recursos en el suelo. Mientras que algunas personas tienen éxito plantándolos juntos, otros no. Intenta evitar plantarlos en el mismo espacio.

Las zanahorias se plantan bien con frijoles, crucíferas, cebollino, puerros, lechuga, cebolla, pimiento, frijoles, rábano, romero, salvia y tomates

Sin embargo, evita plantar zanahoria junto al eneldo, las chirivias y las papas.

Los tomates resaltarán el sabor de las zanahorias, pero las zanahorias pueden ser más pequeñas ya que los tomates y las zanahorias compiten por los nutrientes del suelo.

Ver más

¿TE GUSTÓ?

¡Comparte con tus amigos!

¡Suscríbete a nuestro boletín!