Por qué mis lombrices se quieren escapar de la vermicompostador

Lo primero que debemos hacer es determinar el tamaño del problema. ¿Se trata de unas cuantas lombrices delincuentes que cuelgan de la tapa del contenedor, o por el contrario todas las lombrices están buscando una vía de escape? Si son solo unas pocas, no hay nada de qué preocuparse. Siempre habrá algunas lombrices rebeldes en tu contenedor. Son las famosas lombrices viajeras, que no se pueden quedar quietas. Sin embargo, si parece que la mayoría de las lombrices están buscando una ruta de escape, concentrándose en áreas como la parte superior del contenedor (cerca de donde se ajusta la tapa) o cerca de las salidas de aire, entonces, amigo, tenés un problema.

Estas son algunas cosas que debes revisar en tu vermicompostador:

  • ¿Está tu contenedor demasiado mojado? Si hay un charco líquido en el fondo de la bandeja y el material de la cama gotea líquido al apretar un puñado de él, tus lombrices se están ahogando. Si este es el caso, debes deshacerte de la humedad adicional. Comienza mezclando un poco de material de cama fresco y seco, como un periódico. Esto absorberá parte del líquido extra. Deja de agregar alimentos un poco para que el recipiente se seque un poco más. Si tienes un montón de líquido en el vermicompostador, lo mejor que puedes hacer es vaciarlo y comenzar de nuevo. Pon una cama de hojas fresca y humedecida, junta la mayor cantidad posible de lombrices de los viejos contenidos y déjelos aclimatarse al contenedor de nuevo. Ten cuidado al agregar alimentos con un contenido de humedad muy alto, como melones, calabazas y tomates.
  • ¿Qué tipo de material de cama usaste? Algunos materiales, como el papel de oficina blanco (porque está blanqueado en el proceso de fabricación del papel) pueden irritar a las lombrices. Si utilizaste papel blanco, intenta sacarlo y mezclarlo con cartón corrugado o papel picado. Además, si utilizaste tierra para macetas comercial en tu cama de lombrices, en lugar de turba o compost, esta puede contener algunas sales que irritan a las lombrices.
  • ¿Has agregado algo diferente a la papelera últimamente? Si tu contenedor estaba funcionando bien, y de repente las lombrices están tratando de salir, trata de recordar lo que agregaste que era diferente. Intenta eliminar lo que haya sido y comprueba si las lombrices vuelven a la normalidad. A veces, muchos cítricos pueden ser irritantes debido al contenido ácido de la fruta. Si vuelven a la normalidad después de eliminar la comida ofensiva, sabrás qué no agregarás en el futuro.

Si solo estás lidiando con algunas lombrices apasionadas por los viajes, intenta colocar el contenedor bajo una luz brillante por un momento. Ellas volverán a cavar en el material de la cama para escapar de la luz. También podrías intentar agregar material de lecho seco a la superficie del contenido del contenedor; las lombrices cavan hacia abajo para llegar a la capa húmeda del contenedor.

Prestando atención a lo que agregas a tu contenedor y evaluando los niveles de humedad, deberías poder mantener tus lombrices contentas y dentro del contenedor, donde pertenecen.

Artículos Relacionados

Compartir