Cómo podar las plantas de tomate? Es realmente necesario?

Los chupones de los tomates, o brotes laterales, son el crecimiento que aparece en la unión entre el tallo y una rama. Si se dejan crecer, se convertirán en otro tallo principal con ramas, flores, frutos y más chupones.

Los chupones de los tomates, o brotes laterales, son el crecimiento que aparece en la unión entre el tallo y una rama. (Ver foto ) Si se dejan crecer, se convertirán en otro tallo principal con ramas, flores, frutos y más chupones.

Chupones de los tomates
Esto es un chupón

 

¿Por qué se recomienda la poda?
La poda de los chupones de los tomates se recomienda a veces porque el nuevo tallo resultante compite por los nutrientes con la planta original. Puedes dejar más frutas si dejas que los chupones crezcan, pero las frutas serán más pequeñas y la planta será más difícil de mantener.

Si querés verlo de otra manera, podar los chupones de los tomates es, al fin y al cabo, achicar la planta para que sea más manejable.

¿Necesito podar los chupones de los tomates?
Podar los chupones de los tomates no es estrictamente necesario y muchos jardineros no se molestan con la poda del tomate. Sin embargo, incluso si sos de los que prefieren podar sus tomates, en realidad depende del tipo de planta de tomate que estés cultivando.

Cuándo debes podar los chupones de los tomates? Los tomates se clasifican como determinados o indeterminados, según su hábito de crecimiento. Dado que las plantas de tomate indeterminadas pueden llegar a ser extremadamente grandes y seguir produciendo tomates durante toda la temporada, generalmente es necesaria cierta poda.

Si dejas crecer todos los chupones, las plantas se volverán pesadas y se descontrolarán. Por otro lado, eliminar todos los chupones dará como resultado una planta más compacta, pero también disminuirá el rendimiento de la tomatera.

Mientras tengas un tallo principal fuerte, está bien dejar algunos chupones en la planta. La recomendación general es dejar 2 o 3 chupones para mejorar el rendimiento, pero no  permitir que crezcan todos los chupones.

Algunos jardineros prefieren podar todo debajo del primer racimo de flores, para desarrollar un tallo central fuerte. Otros prefieren dejar un par de chupones en la parte inferior de la planta porque estos pueden ser fácilmente soportados con tutores. Luego podan los chupones del crecimiento superior restante de la planta, para evitar que se vuelvan demasiado pesados ​​y caigan o se partan.

La poda de tomate es más de prueba y error que de precisión, así que míralo como un experimento. Cuando comiences a podar, haz menos en lugar de más. Si cultivas las mismas variedades año tras año, tendrás una idea de cómo tus plantas responden a la poda y podrás hacerlo mejor la próxima vez.

Cuándo no podar los chupones de los tomates? Los tomates de tipo determinado realmente no requieren ninguna poda. Los tomates determinados tienden a ser más compactos. Llegan a cierta altura y luego dejan de crecer.

Por lo general, no ponen su fruta hasta que las ramas estén casi completamente desarrolladas y luego dan su fruta toda de una vez. Como no se desarrollarán nuevas frutas después de la poda, no se gana nada con la poda.

¿Cómo y cuándo elimino los chupones?
Cuanto antes elimines los chupones, más fácil será. Las hojas pequeñas y los tallos de 2-4 cm se pueden desprender con el dedo. Los tallos más gruesos que un lápiz se deben cortar con tijeras, para evitar dañar la planta.

Es importante que esterilices las tijeras antes y despues de la poda de los chupones. Si quieres puedes dejar una gotita de saliva en la herida de la poda para facilitar la cicatrización.

Click aquí para ver el video

Suscríbete al boletín por email de Cosas del Jardín