Guía completa sobre el cultivo de arvejas, guisantes o chícharos

Uno de los más grandes placeres del jardín es comer las arvejas directamente de la planta. Su olor, textura y sabor son fantásticos. En esta guía, cubriremos todos los aspectos del cultivo de guisantes desde la siembra hasta la cosecha, incluidos los guisantes cultivados en contenedores y en el suelo.

Preparación

Mejora la estructura del suelo mezclando un poco de compost con la tierra del jardín.

Usando un rastrillo de suelo, rastrille la tierra hasta que tenga una estructura de estructura fina que ayudará a transportar oxígeno y agua a las raíces de la planta.

Para lograr un buen cultivo, los guisantes deben tener un soporte vertical al que puedan adherir sus zarcillos. Esto les permite crecer verticalmente, aprovechando al máximo la luz solar y el espacio disponibles. La altura de la planta de guisantes dependerá de la variedad que esté cultivando.

  • Las variedades pequeñas necesitarán un pequeño palo para enredarse

Otras variedades de crecimiento más alto necesitarán apoyo de una de una serie de opciones que incluyen:

  • una red que se adjunta a un soporte vertical en cada extremo o la red
  • un espaldar de madera
  • una estructura como pirámide hecha con 3 o mas palos.
  • Una cuerda estirada entre dos bastones / otros soportes

Elegir un contenedor

Si cultiva arvejas en contenedores, asegúrese de elegir un recipiente de una profundidad de al menos 25 cm, ya que los guisantes tienen raíces que alcanzan esta profundidad. Ponga en el fondo del recipiente algunos cacharros de arcilla viejos o piedras grandes para ayudar a drenar libremente y use un compost multipropósito que retenga la humedad.

Si cultiva en contenedores, elija una variedad enana o de bajo crecimiento.

Siembra

Para acelerar la germinación es recomendable colocar las semillas de arveja o guisantes en un recipiente con agua durante la noche anterior al día de la siembra.

Hacer un hueco de unos 2 cm y dentro de cada hueco poner 2 semillas. Entre hueco y hueco dejar una separación de unos 8 cm.

Para alargar la temporada de crecimiento y cosecha de los guisantes, debes sembrarlos de manera escalonada para que siempre tengas vainas para cosechar.

Ubicación

Las arvejas deben colocarse en un espacio que reciba mucha luz solar pero también toleran una pequeña cantidad de sombra.

Al ser una leguminosa, los guisantes son excelentes para fijar el nitrógeno en el suelo y, por lo tanto, se ubican donde los tubérculos han crecido el año anterior y donde se cultivarán crucíferas (vegetales de hoja verde que requieren mucho nitrógeno) un año después.

Este principio se conoce como rotación de cultivos y asegura que se pueda aprovechar la tierra en todo su potencial año tras año.

Tipo de suelo

A las arvejas les gusta el suelo húmedo pero bien drenado. Por lo tanto, si tiene una tierra arcillosa o arenosa, incorpore mucha materia orgánica, como compost de jardín o estiércol bien podrido. Si tiene un kit de análisis de suelo, asegúrese de que su suelo tenga un pH de 6 o más.

También puede agregar un mantillo alrededor de las plantas de guisantes una vez que se hayan adherido al soporte vertical para ayudar a retener la humedad en el suelo y reducir el crecimiento de malezas.

Cuidados

Si está sembrando variedades de primavera temprana, de proteger asegúrese los guisantes de las heladas tardías ocasionales mediante el uso de un plástico transparente.

Use una azada para eliminar las malas hierbas que podrían competir por la luz, los nutrientes del suelo y el agua.

Antes de la floración riegue lo mínimo como para evitar que el suelo se seque. El exceso de riego antes de que la planta comience a florecer puede aumentar el follaje pero reducir el rendimiento.

Riegue generosamente cuando las arvejas florecen para que el agua penetre profundamente en el suelo. Recuerde que las arvejas tienen raíces profundas y buscarán el agua hacia abajo. Por lo tanto, no riegue con frecuencia, déjelo durante 10-14 días y luego vuelva a regar y siga haciendo esto mientras los guisantes dentro de las vainas comienzan a hincharse.

Suscríbete al boletín por email de Cosas del Jardín

Busca en el sitio tu consulta en particular