COSAS DEL JARDIN

BUSCAS ALGO EN PARTICULAR?

Ingresa las palabras claves de lo que necesitas

Por qué no florece mi orquídea? Cuánta luz necesitan las orquídeas?

Por qué no florece mi orquídea? Cuánta luz necesitan las orquídeas?

Gracias por compartir esta imagen en Pinterest Guardar

Gracias por compartir esta imagen en Pinterest

Hay muchos factores que pueden desencadenar la floración en las orquídeas; una caída en la temperatura nocturna, aumento o disminución en la duración del día e incluso una fuerte restricción en la disponibilidad de agua.

Pero ninguna de estas técnicas tendrá éxito a menos que tus orquídeas hayan crecido con luz adecuada.

¿Por qué mi orquídea no florece?

Si has notado una disminución general en el número de plantas que florecen, es muy probable que la cantidad de luz que llega a la zona de cultivo haya disminuido.

Esto es muy común que ocurra, los árboles crecen y hacen sombra donde antes no había, o tal vez haya crecido mucho una enredadera o incluso la construcción de un nuevo edificio.

Es cuestión de prestar atención y determinar si tus plantas están recibiendo la luz adecuada

¿Cómo saber cuál es la luz más adecuada para las orquídeas?

Si bien las tonalidades dependen de la variedad, en general, el follaje de las orquídeas debe ser de un color verde amarillo claro en lugar de verde oscuro.

Además, las hojas de tus plantas deben ser firmes y estar de pie.

Piensa en las hojas como las encargadas de recolectar la luz solar. Cuanto más baja es la luz, más grandes deben ser las hojas para recoger la misma cantidad de luz; cuanto más pesadas las hojas, más difícil será mantenerlas firmes y en posición vertical.

Hay varias formas de medir la luz que reciben sus plantas y no puedes confiar realmente en tus ojos. Nuestros ojos están diseñados para ajustarse a la luz que reciben. El supermercado de tu barrio puede parecer muy iluminado cuando, de hecho, el nivel de luz real es de menos de 5.000 LUX ( La Phalenopsis, que es de las orquídeas que menos luz necesita, necesita al menos 2-3 veces ese nivel para un crecimiento y floración adecuados) y el dentro de tu hogar suele haber aproximadamente 1/5 de ese nivel.

Si bien la forma más precisa de medir los niveles de luz es comprar un medidor de luz, puedes obtener una estimación bastante buena usando tu mano.

En un día despejado, coloca tu mano de manera tal que se encuentre entre tus plantas y la fuente de luz, a unas 30 cm de las hojas y observe la sombra que ésta proyecta en tus plantas:

Si no puedes ver ninguna sombra, es probable que no tengas suficiente luz para las orquídeas, con la excepción de las orquídeas que se cultivan más por sus hojas que por las flores.

Si la sombra es borrosa y débil, debería ser suficiente para la Phalaenopsis y la Paphiopedilum que requieren menos luz que la mayoría de las orquídeas.

la de color verde claro tiene la luz adecuada, la verde oscuro tiene poca luz

Si la sombra que ves es nítida, lo más probable es que tengas luz suficiente para todas las orquídeas que requieren la luz más fuerte, como cymbidiums, vandas y ascocendas.

Puedes coleccionar distintas orquideas que requieran distintas cantidades de luz en el mismo lugar. Para esto tienes que organizar la ubicación de las plantas

En lo que respecta a los niveles de luz, la luz solar directa que entra a una ventana sin sombra puede ser de 40,000 a 80,000 lux medidos directamente en el vidrio, mientras que solo puede ser de 5000 lux si te alejas de la ventana.

Las plantas de luz más baja como las Paphiopedilum y Phalaenopsis se pueden organizar en áreas sombreadas, mientras que las plantas que necesitan más iluminación como los oncidiums y las cattleyas se pueden colocar más cerca del centro y más cerca del vidrio. Solo lleva un poco de experimentación.

Calidad versus Cantidad

Las plantas necesitan luz roja y azul y reflejan verde. La luz del extremo rojo del espectro es crítica para la floración, mientras que la del extremo azul se usa para el crecimiento. Esto no suele ser un problema cuando las plantas se cultivan al aire libre o en un invernadero.

Sin embargo, para las plantas cultivadas bajo luces artificiales, esto puede ser un factor importante y es la razón por la que muchos libros recomiendan una mezcla de tubos fluorescentes de color blanco frío y blanco cálido.

La calidad espectral también puede ser un problema si estás cultivando tus plantas en un invernadero con vidrios de colores, ya que estos materiales de vidrio pueden filtrar gran parte del espectro utilizado por las plantas.

Cuanto tiempo tienen que recibir luz

Más tiempo no siempre es mejor. Primero, las plantas necesitan una noche igual que nosotros. Están adaptadas al ciclo diario del sol y diferentes partes de su ciclo metabólico se logran durante los períodos de luz y oscuridad.

Además, muchas orquídeas, están adaptadas a los cambios en la duración del día. Esto se llama fotoperiodicidad.

Las orquideas que florecen en otoño, florecen a medida que la longitud del día se acorta, mientras que las de primavera florecen a medida que aumenta la duración del día.

Si estas plantas crecen en condiciones de una duración constante de día, es posible que nunca florezcan.

¿Por qué es esto importante? Porque si cultivas orquideas en un lugar con luz artificial donde hay luz constante durante más de 16 horas, lo mejor sería concentrarse en aquellas plantas como la Phalaenopsis que florecen sin importar la duración del día.

Demasiada luz

Así como recibir muy poca luz es malo para las orquídeas, recibir mucha luz también puede perjudicarlas

Demasiada luz, especialmente si se trata de un cambio repentino, generalmente da como resultado un daño dramático (quemaduras solares) en muy poco tiempo.

El primer signo de que las orquideas están recibiendo demasiada luz es un follaje amarillo. Si se deja, este follaje amarillo eventualmente se volverá blanco y luego marrón oscuro y seco a medida que el área quemada por el sol se seque.

Las plantas expuestas crónicamente a demasiada luz pero no lo suficiente como para causar quemaduras solares se atrofiarán con follaje duro y amarillo.

Si el problema se detecta antes de que la clorofila se haya destruido por completo, a menudo es posible revertir el daño.

Una vez que aparecen manchas blancas o áreas hundidas, el daño es irreversible y lo mejor que se puede hacer es detener la progresión aportando un poco más de sombra.

Es muy importante que los cambios de luz se apliquen LENTAMENTE.

Las orquídeas se queman fácilmente con el sol si los niveles de luz aumentan demasiado rápido. Cuando mueva las plantas, especialmente cuando las lleves al aire libre después del invierno, es mejor estar del lado del exceso de sombra.

Haz cambios cuando vayas a estar en casa y puedas observar las plantas. Siente las hojas. La palma de tu mano es aproximadamente 33 C. Si están calientes al tacto, la temperatura de la hoja es aproximadamente de 35 ° F y puede sufrir daños graves en muy poco tiempo.

Ver más

¿TE GUSTÓ?

¡Comparte con tus amigos!

¡Suscríbete a nuestro boletín!