¿BUSCAS ALGO EN PARTICULAR?

Ingresa las palabras claves de lo que necesitas

Cómo cultivar tu propio árbol de Navidad

Cómo cultivar tu propio árbol de Navidad Gracias por compartir esta imagen en Pinterest Guardar

En lugar de comprar un árbol cortado o volver a sacar ese viejo árbol artificial, decora tu hogar con un árbol de Navidad vivo, uno que puedas plantar después de las fiestas.

Plantar tu propio árbol de Navidad es una excelente manera de conmemorar una fecha tan especial, como tu primer navidad en una casa nueva o con una mascota recientemente adoptada. Y lo mejor de todo, ¡plantar árboles de Navidad es muy fácil!

Consejos para elejir un arbol de Navidad vivo. Cuidados en Interior durante las fiestas y como plantarlo en tierra una vez que pasen las fiestas #Jardineria #Jardin #Navidad #Huerto #Huertourbano #Cultivar

Gracias por compartir esta imagen en Pinterest

Por donde empezar

Si vives donde los inviernos son suaves, puedes comprar un árbol de hoja perenne casi en cualquier momento. Si vives en un clima más frío, y estás en el hemisferio Norte, entonces es posible que tengas que planificar la compra del árbol  con anticipación. En este último caso, considera comprar tu árbol de Navidad en otoño.

Si bien muchos comercios comenzaron a vender árboles de Navidad vivos en diciembre, una selección mucho mejor de especies y tamaños está disponible durante todo el año, incluso si planificas con anticipación seguramente consigas mejor precio también.

Los árboles de Navidad vivos se venden de dos maneras: cultivados en contenedores o la bola de la raíz envuelta en bolsa de plástico o arpillera

Los recipientes cultivados son más fáciles de manejar, mientras que los especímenes embolsados son generalmente más grandes.

Para tu comodidad, es posible que prefieras comprar un árbol de Navidad pequeño. Será menos costoso, más fácil de transportar y arreglar, y más fácil de plantar (no te preocupes, una vez que se haya plantado en el suelo, ¡verás lo rápido que crecerá!).

Consejos clave cuando compres tu árbol de Navidad

  1. Elegir qué árbol de Navidad plantar se reduce a las preferencias y la disponibilidad personal.
  2. Asegúrate de elegir una especie que sea resistente en tu región y que no tenga plagas o enfermedades importantes.
  3. Una vez que hayas seleccionado una especie, pasa las manos por las agujas. Si ves que se caen, busca otro árbol.
  4. Si comprás un arbol de esos que viene la raiz envuelta en una bolsa, asegúrate de que la bola de la raíz sea sólida y sin grietas
  5. El tallo del árbol no debe moverse independientemente de la bola de la raíz o de la maceta. Esto es para que no te metan el perro, asegurarte que está bien enraizado
  6. Cuando lleves tu árbol a casa, ponelo en un lugar soleado, pero mantené la bola de la raíz sombreada, fresca y húmeda. No dejes que las raíces se cocinen al sol.

Cuidado en interior (esto es lo mas importante)

A medida que se acercan los días festivos, vas a querer entrar el árbol y decorarlo. No lo hagas Un árbol de Navidad vivo no puede estar en el interior por más de 10 días.

Y aun así, debes tomar precauciones.

Coloca el árbol en una habitación fresca con mucha luz. Si tu navidad es en invierno, mantené el árbol alejado de chimeneas, respiraderos, radiadores y cualquier otra fuente de calor. Un humidificador es útil, especialmente si tu casa tiende hacia el lado seco.

Si tienes un árbol en bolsa, colócalo en una maceta grande para lograr estabilidad y apariencia. (no lo transplantes a la maceta, solo ponelo ahi para que tenga el sostén)

Asegúrate de colocar una bandeja o platillo debajo de la maceta para recoger el exceso de agua. Riega la bola de raíz diariamente.

Como plantar tu nuevo árbol de Navidad

A menos que compres un pino enano, los típicos árboles de navidad (Abetos, píceas) no pueden mantenerse en maceta por mucho tiempo.

Por esto, en algún momento, querrás cavar un agujero para plantar el árbol.

El agujero debe ser tan profundo como la bola de la raíz pero el doble de ancho. Cuando estés listo para plantar, saca el árbol de su contenedor.

Al rellenar, usa la misma tierra que sacaste del pozo.

Opcional: Puedes mezclar una pequeña cantidad de compost para alentar a las raíces a migrar al relleno.

Cubre la tierra donde plantaste el árbol con mantillo y forma como una forma de plato para que el agua se mantenga en la zona de plantado y mantén el árbol bien regado.

El primer año será el más crítico para el riego.

Cultivar árboles de Navidad es una actividad familiar y divertida que atrapará tanto el corazón sentimental como el ambiental. ¡No te sorprendas si lo encuentras tan gratificante que lo repites el año que viene!

Ver más

¿TE GUSTÓ?

¡Comparte con tus amigos!

¡Suscríbete a nuestro boletín!