lunes, 11 de abril de 2016

Cómo hacer Jabon Potásico en casa - Jabón Insecticida Organico y FACIL

Finalmente logré una receta decente para hacer Jabón Potásico sin tanta complicación. Este jabón es ideal para usar como insecticida porque a diferencia del Jabón común hecho con Sodio, el jabón potásico no daña las plantas.
Es muy efectivo para controlar pulgones, cochinilla algodonosa, chinches y otras larvas de la huerta.
No es toxico y no tiene poder residual

Click acá para ver el video


En mi país por lo menos, es muy difícil conseguir este jabón. Y si conseguís algún lugar donde se vende, la verdad es que es carísimo. Se aprovechan porque es un producto orgánico, supongo.

Cuestión que decidí investigar cómo hacerlo. Hay muchísimas recetas en la internet, pero la mayoría son copias de otras recetas que cuando te ponés  hacerla pensás "este tipo del blog, habrá intentado hacer su receta?" Porque las primeras que intenté no me salieron ninguna, o eran muy complicadas.

Finalmente di con un foro de jabones que se llama mendrulandia (nombre extraño para un sitio de jabones) y en este foro fue que logré entender cómo era el proceso químico de los jabones y especialmente el del jabón potásico.

Luego encontré esta calculadora de saponificación que me sirvió para poder calcular una receta a la medida nuestra, los huerteros, que no necesitamos tanta sofisticación dado que lo único que necesitamos es algo fácil para controlar la plaga.

En el video te cuento los pormenores de la receta pero simplemente lo que necesitas son:

una balanza de cocina
120 gramos de aceite de oliva, girasol, canola o maíz
20 gramos de hidróxido de potasio o potasa (KOH)
20 gramos de agua
Algunos recipientes de vidrio, plástico o acero inoxidable
guantes de goma y anteojos de seguridad

El jabón potásico es letal para pulgones, chinches y larvas varias

IMPORTANTE:
La mezcla de hidroxido de potasio y agua puede producir quemaduras en la piel


Los anteojos y los guantes es por las salpicaduras. Si alguien llegara a salpicarse los ojos: LAVAR CON ABUNDANTE AGUA CORRIENTE y hacerse baños con ácido bórico o algún enjuague ocular, AVISAR al farmacéutico que para quemaduras con hidróxido de potasio.
Si te salpicas la piel con la lejía de potasa y agua, aplicar vinagre para calmar la quemazon

Una vez que la mezclaste con el aceite, ya no hay peligro

Suerte!


Google+ Google+